viernes, 3 de octubre de 2008

Allí donde están



Hace muchísimo tiempo que no abro word.
Me molesta un poco cuando alguien me envía un archivo.
Recuerdo que en IE había algo que se llamaba favoritos.
También hace mucho que no compro cds. Tampoco bajo música.
No almaceno.
Delicious. Google docs. Wikipaces. Blipfm. Wordpress. Blogger. Flickr. Picassa. You tube.
Almacenan ellos.
Hace dos años me hacía sentir insegura. Hoy me hace sentir libre.
Para qué almacenar lo que está disponible. Allí. Acá.




Con el curso del campamento trabajamos en una Moodle. Me provoca algunos sentimientos encontrados. Está tan armada para dar clases que sólo le falta el pizarrón. Creo que logramos burlar su invitación a las formalidades institucionales. Me gustaría poder contar lo que ocurre ahí adentro. No es que sea un secreto. No es por eso que no lo puedo contar. Son procesos, experiencias. La experiencia del que descubre en el foro, descubrir haciendo. La experiencia del que lee lo que el otro descubre. Y el asombro. Siempre me asombra que esos a los que antes (en el sigloXX) llamábamos alumnos traspasen los límites propuestos por los que antes éramos profesores. Es difícil contarlo.

Sus dudas, sus angustias, sus descubrimientos, sus logros. Están. En crudo. En tiempo real. Disponibles. Armo y desarmo mi rompecabezas. Entro, ordeno y desordeno. Dejo algunas huellas. Almaceno en mi cerebro sólo lo que todavía no puedo construir. Lo construido está ahí.

Foto Blue on Blue by beyond the pale

Technorati Tags:
Se ha producido un error en este gadget.