domingo, 10 de junio de 2007

El Pasado. Episodio 4: los edublogs


El mundo de los edublogs fue un descubrimiento muy estimulante.


El aburrimiento

Hacía bastante que había dejado de leer sobre educación, en realidad me aburría porque nunca encontraba respuestas a mis preguntas o tenía la certeza de que se hablaba siempre de otra realidad, ajena a mi aula. No sólo eso, había comenzado a aburrirme de escucharme. Siempre pensé que enseñar era estimulante y divertido. Año a año usamos diferente bibliografía, cambiamos de alumnos, de grupos, las situaciones que se plantean siempre tienen alguna diferencia con las anteriores. No obstante, hacía un tiempo que no podía focalizar las diferencias, sólo veía repetición. Las alarmas se encendieron a tal punto que pensé en cambiar de profesión. La tecnología vino en mi auxilio. Los edublogs fueron el vehículo.


Algunos ejemplos de ese nuevo mundo

Mis primeros encuentros fueron con blogs en inglés.

Creo que el primer deslumbramiento fue el blog de Ewan McIntosh, un consultor con base en Edinburgh que reflexiona sobre los edublogs, sus artículos son claros y generosos. No publica desde el pedestal del experto -aunque lo es- sino desde la generosidad de un docente. (Con generosidad me refiero a: compartir conocimiento sin que uno se quede con la sensación de esto es lo que dice pero en realidad sabe más y se lo guarda para poder seguir ocupando el lugar que ocupa.)

También encontré a docentes como David Truss, profesor de ciencias y a Dough Belshaw, profesor de historia, que no dudan en compartir con sus lectores su experiencia en la Web 2.0. Escriben sobre lo que les preocupa, sobre lo que descubren, sobre los obstáculos y posibles soluciones. También de una manera generosa. Y Teacher Dude, profesor de inglés que reside en Grecia, excelente fotógrafo con el que me encantaría compartir un ámbito de trabajo.

Después sobrevino la curiosidad por qué pasaba acá, en Argentina. Como dicen Los Redondos, me fui corriendo a ver qué escribe en mi pared la tribu de mi calle.

Me encontré con Daniel Krichman y su Tilo de Olivos (aunque vive en Traslasierra). Daniel tampoco se sube a un pedestal, y es capaz de reflexionar dialogando, una práctica que parecía en desuso y que es la esencia de un blog.


Tizas y compus, el blog en el que Diana y sus alumnos registran su aprendizaje mutuo de tecnología y literatura, fue una sorpresa emocionante. Si entran se sentirán observando una clase.

La diversión

Había empezado la diversión (y también el trabajo).

Las nuevas tecnologías no sólo ofrecían herramientas para plasmar viejos sueños sino también abrían un sinfín de interrogantes y nuevas posibilidades, éstas ocurrían en un mundo sin certezas pero con muchos colegas intentando comprenderlo, aprendiendo sin temor a no saber.



Technorati tags:

10 comentarios:

  1. Leo tu reflexión inicial, y es como si yo misma estuviera diciéndolo.En mi caso, hay que sumar que en donde estoy, los pocos interlocutores con quién pudiera mantener temas de interés mutuos, siempre están ocupados en otras cuestiones, pues todos aquí, o la mayoría, somos "workaholic" ala fuerza...
    Buenos Aires puede salvar del tedio con otras alternativas, aunque no calmar la necesidad de innovarse en el aula.
    Todo lo contrario por Esquina, donde es escacísima la actividad artística, de espectáculos o cultural.Encontré en Internet, un espacio para llenar esas necesidades, si bien el trato cara a cara es irreemplazable ( o no. Depende de las opciones).
    Particularmente, rechacé dos oportunidades muy importantes fuera del ámbito escolar - quizás atada a mi fuerte vocación docente (que no siempre está en estado "óptimo").
    Termino de escribirte y con inmediatez clickeo sobre Daniel Kirchman (No es que los otros links los descarte)... Comprenderás: Viví hasta los 16 años (y más pero ya alternando con la Universidad)en TRASLASIERRA (Villa DOlores, más precisamente.
    Estas son las cosas que me maravillan de Internet: puede ser una red que nos atrape para bien o para mal. Al final, siempre seremos los humanos los que tengamos la decisión.
    Y como ya lo dices "La diversión Había empezado la diversión (y también el trabajo)".Tal como piensan mis alumnsos y yo, por supuesto.
    Un saludo enorme. Nos seguimos leyendo
    (Ya corregí el link) (ya visitaré tus otros espacios).

    ResponderEliminar
  2. Me tomé el atrevimiento de ingresar a su blog, para agradecer su reconocimiento, hacia nuestro esfuerzo y por interesarse por la Educaión, que tanto falta en un país como el Nuestro...
    Espero nos siga visitando, y comparta junto a nosotros éste proceso de aprendizaje...
    Está demás recordarle que está invitada a volver al blog y que es grato recibir también comentarios, de otras personas para copartir experiencias...
    Saludos !!!

    ResponderEliminar
  3. Hola, soy alumna de la Profe Diana.
    Gracias a ella tuvimos la oportunidad de trabajar en un blog.
    Nos costó al principio, pero ya nos soltaremos mas.
    Espero tu visita.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Me tomé el atrevimiento de entrar a su blog, para agradecer el reconocimiento que nos hizo en ésta publicación...
    Además, ya sabe que está invitada a visitarnos, siempre que lo desee.
    Es gratificante, recibir comentarios, porque mediante ellos compartimos, experiecias y en nuestro caso, el aprender diario. Espero que no pierda las ganas de seguir en la Educación, porque aún hay mucho por hacer y nuestro país nos necesita, a usted como docente, a nostros como alumnos.
    Muchas Gracias por tenernos en cuenta!!!
    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  5. Hola que tal??? La verdad es que a mi se me esta haciendo mucho mas facil llevar la materia de esta forma, me parecio muy buena idea que la profe Diana lo haya planteado como forma de trabajo. Saludos

    ResponderEliminar
  6. Hola que tal??? En mi caso estoy de acuedo con esta forma de trabajo me parece una forma facil de llevar la materia. Saludos

    ResponderEliminar
  7. En su reflección... me dí cuenta ke lo ke parecía una profeción, puede mutar... con la intervención de la rutina...
    La verdad ke me pareció, disculpeme, un poko extremista y carente de sentimiento...

    Yo creo ke si realmente le interesa la enceñanza de los jóvenes, no aparece, el "ABURRIMIENTO"... el contacto humano diario... no es cosa de aburrimiento, es mi opinión.

    Una Alumna De La Señora Diana.

    ResponderEliminar
  8. Hola!!!. Antes que nada muchas gracias por visitarnos, y espero nos acompañe en este nuevo proceso de aprendizaje, nuevo creo que para todos. En un principio, me dió muchos dolores de cabeza porque no era muy amiga de internet. Pero ahora estoy muy contenta porque estoy aprendiendo dìa a dìa algo nuevo. Saludos!!!.

    ResponderEliminar
  9. Vieron que gratificante y divertido puede ser aprender?
    A eso me refería, Angeles, cuando hablaba del aburrimiento. No me aburría de los alumnos, lo que me pasaba era que no encontraba desafíos.

    ResponderEliminar
  10. Hola Gabriela:
    Tarde pero seguro... y gratificado por haber ayudado en algo a materializar ese cambio. Recientemente hemos comentado una experiencia similar, que se dio a partir del curso El tren de la Web 2.0. Una de las profes llevó la discusión al blog de su escuela y a todos se nos abrió otro mundo...
    Te dejo el enlace: http://cuadernodelengua.blogspot.com/2007/08/de-otros-mundos.html
    Próximamente iniciaremos una segunda fase de aquella experiencia y espero contarte en el grupo.
    Aquí hay más data: http://eltilodeolivos.com.ar/?p=99
    Un abrazo
    danielk

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.