sábado, 22 de mayo de 2010

¿Individual?

Este es un trabajo individual, dije de forma inesperada, pero a propósito.

Estaba hablando con mis grupos fans de la división del trabajo. Tratando de involucrarlos en un trabajo colaborativo. C-o-l-a-b-o-r-a-t-i-v-o.. Pero se mantenían pegados a aquella noción de grupo. Matar al grupo, pensé. Individual, dije en voz alta.

¿Me he convertido en un tardío agente de neoliberalismo?, temí.

Pronto, los rastros de la colaboración empezaron a aparecer.

Trabajo con las palabras. Enseño una lengua extranjera. Incluso extranjera para mí. Sé que las palabras a veces no son de fiar. Sé que pueden significar lo que no significan. ¿Por qué iba a importar haber dicho individual cuando quería decir  colaborativo? Simplemente funcionó.

Estaba tratando de iniciar una experiencia de aprendizaje. No sé si el aprendizaje es social o no. Sé que es una experiencia. Como tal, ¿es explicable? Bueno, al menos es vivible.

Esto es lo que estamos viviendo:






Estamos leyendo 2001: A space Odyssey y después de la primera y académicamente correcta producción de los alumnos, decidí hacer un cambio. Les dije que se convertirían en expertos. Seleccioné cuatro temas muy amplios relacionados con el libro y los invité a zambullirse en el universo (wiki incluido).

Salté también. No mantuve mis seguros pies docentes pegados al planeta tierra.

  • Dos clases están trabajando juntas. La misma escuela. Diferentes edades. El mismo nivel de lengua. Ninguna clase presencial con los dos grupos juntos, sólo el wiki. (Todavía weak wiki.) 
  • No sé nada sobre los temas que están investigando.(Bueno, soy mucho más vieja que mis alumnos. A veces eso es una ventaja.) 
  • Estoy trabajando sin un plan. Si, sin planificación. Improviso. Constantemente. Emocionante, ¿no? Está funcionando. Es más, creo que funciona porque no tengo un plan. Como lo único que tengo es la experiencia pura, observo. Constantemente. Y pruebo. Ensayo y error. Y paciencia. Mucha. 
  • No los estoy calificando. Están trabajando "gratis". Son estudiantes de secundaria. En el secundario no hay nada más importante que la nota. (Bueno, algunos no están trabajando mucho, lo reconozco. Pero no estarían trabajando, incluso si les pusiera una nota.) No hay números, pero sí evaluación. La mía y la de ellos.

        No sé cuál será el resultado. Sé que para algunos de mis alumnos será significativo.

        Como docente, ese observador/hacedor que está dentro del cuadro,  disfruto mi experiencia de aprendizaje. Individual, hasta ahora. Socializada, después de hacer clic en publicar. También disfruto como testigo de la experiencia de aprendizaje de mis alumnos. ¿Individual? ¿Social? Personal. Sí, personal. Y compartida. Y distribuida.

        Post original en inglés.

        2 comentarios:

        1. Hola!
          Me interesó mucho tu experiencia. Yo estoy en una búsqueda parecida, aunque en un contexto muy distinto. Me gustaría compartir lo que vamos aprendiendo en el camino.
          Saludos desde Buenos Aires,

          Enrique Stanziola
          http://cuadernointeractivo.com.ar/acerca-de/

          ResponderEliminar
        2. Gracias, Enrique, por pasar y escribir.
          Estuve viendo el blog. Muy interesante proyecto que seguramente se irá enriqueciendo con la diversidad profesional de sus integrantes y con la interacción con el afuera.
          Comencé a seguir @tallerIxD en twitter.
          Saludos también desde Buenos Aires.

          ResponderEliminar

        Se ha producido un error en este gadget.