miércoles, 9 de marzo de 2011

Fuera del closet

Todos guardamos sitios que nos resultan interesantes. La práctica más habitual en mi entorno físico de trabajo pareciera ser guardar localmente en el browser.

Los marcadores sociales tienen varias ventajas con respecto a esa otra modalidad.

  • Podemos acceder a nuestras marcaciones desde cualquier computadora. (Aunque ahora con los servicios de sincronización de Chrome y Firefox también podemos acceder a lo que antes guardamos localmente en nuestro browser.)
  • Los marcadores sociales nos facilitan la conexión con otros usuarios con los que tenemos intereses en común.
  • Nuestras marcaciones no se organizan en carpetas sino con etiquetas, lo cual  hace posible el encuentro rápido de un sitio entre miles.
  • Se pueden usar como motores de búsqueda. El resultado de esa búsqueda está determinado por los usuarios y no por robots.
Ejemplos: DiigoDelicious

¿Por qué usar un servicio de marcadores sociales con los alumnos?

  • Evaluar, guardar y recuperar información es una de las competencias básicas que debemos desarrollar como ciudadanos digitales.
  • Almacenar y compartir anotaciones y comentarios con un grupo nos permite evaluar la información en forma colaborativa.
  • Aprender a etiquetar es un proceso complejo. Para ésto no existen los instructivos. Desde mi experiencia, puedo decir que los estudiantes no valoran las etiquetas como elementos esenciales para la organización de contenidos. Las tags son, a mi entender, el elemento más representativo de esa tensión entre lo invididual y lo colectivo que atraviesa la web2.0. Y es el sistema con el que los usuarios organizamos la red social.
  • Los alumnos pueden  organizar y acceder a sus online portfolios de un modo muy sencillo.



¿Por qué elegí Diigo para crear un grupo para mis alumnos?

  • Facilita el procesamiento colaborativo de la información.
Diigo permite resaltar y hacer anotaciones online. A estas anotaciones las podemos ver cada vez que accedamos a esa página. Pueden ser privadas o compartidas con un grupo. Si son compartidas, todo el grupo puede visualizarlas y los miembros pueden agregar o comentar las anotaciones. Hacer anotaciones facilita  la valoración de la información, y además abre un canal para que los alumnos compartan -y pongan en juego- conocimientos previos.
  • Ofrece cuentas para educadores.
Nos permite crear un grupo y agregar usuarios sin necesidad que proveer emails. Las cuentas de los alumnos tienen restricciones, sólo sus compañeros y el docente pueden acceder a sus perfiles. Esto garantiza un ambiente seguro para menores de edad.

Qué observaré:
Tengo dos grupos de alumnos de 1º año con el mismo nivel de inglés, decidí que compartieran el grupo en diigo. Es un modo acotadísimo de mostrar como en la web desaparecen muchos de los límites de nuestro entorno físico. Esos límites en los que quedamos atrapados por questiones administrativas.
Aunque los dos grupos comparten el mismo colegio, no tienen -dentro de la escuela- posibilidad de interactuar en la clase de inglés. La virtualidad abre ese juego de interacción.
Creo que será interesante observar de qué modo se vinculan en esa porción del aula semi expandida. ¿Asumirán roles diferentes? ¿Surgirán rivalidades? ¿Lograrán olvidar quién es de qué grupo?


Foto: Darren Kuropatwa Creative Commons

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Se ha producido un error en este gadget.