domingo, 27 de marzo de 2011

Sólo un diario

La web 2.0 es compleja. Esto se percibe muchas veces como disrupción y caos. Cuando diseñé mi curso de primer año, intenté incluir esa complejidad y también algunas estrategias para que la disrupción y el caos no entorpecieran sino más bien potenciaran el aprendizaje. La web misma nos da muchas herramientas para que los usuarios la organicemos. En este caso, y al tratarse de alumnos de 12 años, pensé que necesitaban algún tipo de ancla algo más tradicional; por eso también incluí una especie de diario de clase.

Imaginé un diario colectivo, en el cual por turnos completen lo que trabajamos en la clase. Esto le dará, creo, cierto orden a las disrupciones y  simplificará la complejidad. También pienso que la actividad puede aportar a fortalecer esa noción de que un producto colaborativo se construye con aportes individuales. Y que estos aportes son fundamentales y uno -como individuo y como parte de un colectivo- debe hacerse cargo y contribuir con responsabilidad a esa construcción.




Había planeado completar el diario junto con mis alumnos al final de cada clase durante las primeras semanas, y recién después pasarles a ellos la posta. Pero todavía no lo hice y ni siquiera se los mostré. Sin embargo, la semana pasada encontré con sorpresa que uno de ellos había completado el primer día de clase.

Como no accedo a las stats del campus virtual, no tengo idea de cuál es el recorrido de mis alumnos por su homepage. Ahora sé que por lo menos uno (y tal vez más) estuvo explorando. Y no sólo eso, encontró algo que le pareció una propuesta y adoptó una actitud de usuario activo

¿Por qué creo que esto es importante? Por un lado, pude verificar que el diseño del homepage hacía efectiva la invitación a explorar. Pero además, mi propia torpeza (no mostrarles la actividad, no completar el formulario) no fue una barrera para que alguien iniciara una acción. Y esto es justamente lo que dejamos de ser como docentes cuando nuestro enfoque es 2.0. Dejamos de establecer un techo para las posibilidades de aprendizaje.

Fotos
Diary - September 1957- Crowcombe Al
Dear Diary- ayomide

2 comentarios:

  1. Y qué bien te habrás sentido al recibir esa "sorpresa".
    SIento un gran respeto por tu energía y ganas en la "lucha" 2.0 ...
    Un beso and... go ahead! You certainly push me up ;)

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Alicia.
    Creo que recibo estímulos por doble vía para seguir en la "lucha" (ahora tan contaminada por el consumo). Por un lado, el aliento y la inspiración de mis pares online. Y por el otro, las sorpresas que me dan mis alumnos.
    Gracias por pasar y por escribir. Besos

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.