viernes, 25 de mayo de 2007

El Pasado. Episodio 1: lectores

En 2006 tenía un grupo de alumnos que lograban algunos writings increíbles. Era su lectora exclusiva, un desperdicio. Podía hacer muchos comentarios halagadores, pero la nota parecía ser la devolución más contundente. Una contundencia mezquina. Había algunas posibilidades para extender el número de lectores, por supuesto; siempre hay posibilidades. Pero todas las que se me ocurrían no iban más allá de los límites del aula.

Cuando en septiembre asistí a la conferencia de Claudia Ceraso, autora del FCEblog, sobre su experiencia como blogger descubrí que había una herramienta. Confieso que la posibilidad de que la palabra escrita de mis alumnos pudiera ser leída por el resto del mundo (sí, ya sé que no es tan así) me deslumbró. Un sólo lector vs millones de lectores. Es deslumbrante. (Esto tiene también sus inconvenientes, pero será tema de otro post.)

Creo que cuando volví a casa inmediatamente me conecté y entré a BLOGGER. Comencé a organizar “Write on Literature”. Comenté el proyecto a mis alumnos que me miraban pensando: “que le pasa a esta mujer, cree que descubrió la rueda.” Fueron compasivos, no verbalizaron su pensamiento. Recolecté los writings que me enviaron (algunos decidieron no publicar, otros los habían perdido) ; reconstruí el trabajo del año de un modo limitado y fuera de tiempo, pero que refleja lo que los alumnos elaboraron.

Esa experiencia cambió, incluso, una antigua creencia. Estaba convencida de que las nuevas tecnologías creaban nuevas necesidades; incluso podía llegar a afirmar rotundamente que creaban nuevas dependencias. Me topé de repente con una nueva tecnología que me servía para cubrir una necesidad que se había manifestado previamente. Puse en duda mi antigua creencia.

Poner en duda una creencia abre una cadena de interrogantes. En mi caso, interrogantes relacionados con las herramientas que uso para enseñar. La velocidad del pensamiento provoca embotellamientos. Las preguntas y las respuestas se atropellan. Esta nueva herramienta necesita ensamblarse en una andamiada que sirva para construir.



Próximamente:

Episodio 2: compartir información
Episodio 3: alumnos autónomos
Episodio 4: los edublogs
Episodio 5: las wikis
Episodio 6: el registro del pensamiento

Foto: chad paul en flickr



Technorati tags:

1 comentario:

  1. Una vez más, me alegro de tener el raro privilegio de ser la primera en comentar en un edublog de Gabriela.

    Los blogs, sobre todos los buenos como el tuyo Gabi, tienen la particularidad de ser inspiradores de cambios. Son conferencias en sí mismos. Uno los lee y no puede menos que pasar a la acción!

    En mi caso, tu post me recuerda a los educadores de habla hispana que me enseñan desde sus edublogs y contestan mis comentarios pero que no acceden a mis blogs en inglés. Tenemos una especie de diálogo a medias. Hasta hoy.

    Me permito contestarte en mi 'nuevo' blog:
    Addendus

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.