lunes, 28 de mayo de 2007

El Pasado. Episodio 3: alumnos autónomos


Comenzó este año con un interrogante. ¿Es un blog una herramienta para que los alumnos aborden su proceso de aprendizaje de un modo más autónomo?

Siempre pensé que nuestro sistema educativo tiene como destinatario al alumno estándar y al que está por debajo de esa medida; pero es este último el foco de mayor dedicación. Concretamente, un alumno estándar aprueba la materia; para el que está por debajo de esa línea tenemos: recuperatorio de exámenes parciales, reuniones con los padres, informes para la rectoría, charlas informales en la sala de profesores, exámenes recuperatorios en diciembre, clases en diciembre, y más exámenes y clases en marzo.

¿Qué pasa con los que quieren aprender un poco más?, porque esos también existen, ¿o con los que quieren aprender lo que no está en el programa? ¿Cuánto tiempo les dedicamos a esos alumnos? Y si hubiera un espacio para ellos, ¿no se sumarían los otros?

Con todas estas preguntas en mi mente, abrí un nuevo blog, Take it Further. Parece que fue hace mucho, pero fue sólo dos meses atrás.


Esta es la traducción de una nota dirigida a mis alumnos en el sidebar del blog:

Siempre quise que mis alumnos se involucraran en su propio proceso de aprendizaje.
Nosotros (los profesores de inglés) podemos crear artificialmente la necesidad de aprender, la necesidad de comunicarse pero sólo si ustedes van más allá del momento de la clase, podrán apropiarse de la lengua, y al hacerlo dejarán de sentir al inglés como un apéndice y podrán considerarlo un herramienta para comunicarse.

Éste es el objetivo de este blog: ofrecerles la oportunidad de llevar un poco más lejos su competencia en la lengua inglesa, sea cual fuere su nivel de competencia.


No sabía en ese momento que me iba a encontrar con más preguntas que respuestas. Tampoco tenía manera de suponer que iba a descubrir un nuevo mundo: el de los edublogs.




Technorati tags:

domingo, 27 de mayo de 2007

Intermezzo: presente urgente

Via Aulablog 21 leí el artículo de Humberto Eco publicado en La Nación, ¿De qué sirve el profesor?

Difícil agregar a lo ya escrito. Pero me permito enfatizar, si la información -antes propiedad de los docentes- ahora es pública, ¿no es urgente que nos replanteemos para qué servimos? ¿Dónde está ese debate? ¿En qué lugar de este país? Hace unos meses que lo busco y no lo encuentro.

Como dice Claudia Ceraso:

…¿Para qué educamos? se vuelve una seguidilla de interrogantes. Por momentos nos fascinamos y no pocas veces sufrimos asistir al fin de la era de los expertos absolutos.

Esa es la certeza, ya no hay expertos absolutos.

Leo a los expertos discurrir sobre la Web 2.0 en artículos enciclopedistas, forzando certezas que la práctica -mí práctica, grita: falso. Después busco qué hace el experto, y encuentro que hace dos años dejó un blog abandonado, o que todo lo que hay sobre él (perdón por el masculino) es más artículos enciclopedistas, entonces digo, ah, supone, pero no sabe.

Diálogo. Abrir el diálogo. Invito.

viernes, 25 de mayo de 2007

El Pasado. Episodio 2: compartir información

Después de haber descubierto que un blog era una herramienta adecuada para conseguir lectores, intuí otro posible uso: compartir información.

Tenía archivados en mi computadora algunos glosarios de textos literarios. Los armaba para mis alumnos, de esta forma me sentía menos culpable de exponerlos a textos complejos para su nivel de inglés. Se los hacía llegar por el habitual camino: impresión, formulario de fotocopias, retiro y entrega de copias.

Pensé que podían ser útiles para alguien más. Abrí otro blog. Ya cualquiera podía tener acceso a esos glosarios, habían salido de la privacidad de mi PC.

Sobrevino el tercer descubrimiento. La ruta habitual de llegada de glosarios a los alumnos se simplificó, se convirtió en un enlace. Los alumnos decidían si “enlazaban” o no. Alumnos autónomos, un viejo objetivo pocas veces alcanzado. ¿Eran los blogs una herramienta para incentivar a los alumnos a tomar decisiones con respecto a su aprendizaje? Este será el tema del episodio 3.


Foto: GoldFishah




Technorati tags:

El Pasado. Episodio 1: lectores

En 2006 tenía un grupo de alumnos que lograban algunos writings increíbles. Era su lectora exclusiva, un desperdicio. Podía hacer muchos comentarios halagadores, pero la nota parecía ser la devolución más contundente. Una contundencia mezquina. Había algunas posibilidades para extender el número de lectores, por supuesto; siempre hay posibilidades. Pero todas las que se me ocurrían no iban más allá de los límites del aula.

Cuando en septiembre asistí a la conferencia de Claudia Ceraso, autora del FCEblog, sobre su experiencia como blogger descubrí que había una herramienta. Confieso que la posibilidad de que la palabra escrita de mis alumnos pudiera ser leída por el resto del mundo (sí, ya sé que no es tan así) me deslumbró. Un sólo lector vs millones de lectores. Es deslumbrante. (Esto tiene también sus inconvenientes, pero será tema de otro post.)

Creo que cuando volví a casa inmediatamente me conecté y entré a BLOGGER. Comencé a organizar “Write on Literature”. Comenté el proyecto a mis alumnos que me miraban pensando: “que le pasa a esta mujer, cree que descubrió la rueda.” Fueron compasivos, no verbalizaron su pensamiento. Recolecté los writings que me enviaron (algunos decidieron no publicar, otros los habían perdido) ; reconstruí el trabajo del año de un modo limitado y fuera de tiempo, pero que refleja lo que los alumnos elaboraron.

Esa experiencia cambió, incluso, una antigua creencia. Estaba convencida de que las nuevas tecnologías creaban nuevas necesidades; incluso podía llegar a afirmar rotundamente que creaban nuevas dependencias. Me topé de repente con una nueva tecnología que me servía para cubrir una necesidad que se había manifestado previamente. Puse en duda mi antigua creencia.

Poner en duda una creencia abre una cadena de interrogantes. En mi caso, interrogantes relacionados con las herramientas que uso para enseñar. La velocidad del pensamiento provoca embotellamientos. Las preguntas y las respuestas se atropellan. Esta nueva herramienta necesita ensamblarse en una andamiada que sirva para construir.



Próximamente:

Episodio 2: compartir información
Episodio 3: alumnos autónomos
Episodio 4: los edublogs
Episodio 5: las wikis
Episodio 6: el registro del pensamiento

Foto: chad paul en flickr



Technorati tags:

domingo, 20 de mayo de 2007

ELT

Social Media in English Language teaching
Aim of this blog: to offer my students the chance of taking their competence in the English language a little bit further, no matter what level their competence is.
Extra help for my students
My students write this blog.
Student's wiki. Individual and collaborative writings and other projects.


Soy profesora de Inglés como Lengua Extranjera (EFL). Tengo treinta años de experiencia en el aula.

En Octubre del 2006 comencé a explorar la Web 2.0 con la intención de incorporar nuevas tecnologías a mis clases. Esta exploración me permitió descubrir una nueva forma de aprender.

Mi desarrollo profesional dejó de depender de las imposiciones del mercado, de las limitaciones de mi escaso tiempo libre o de los círculos profesionales donde me muevo en mi universo físico. Comencé a tomar decisiones más autónomas con respecto a qué, cómo, dónde y con quién aprender.

























Your Name :
Your Email :
Subject :
Message :
Image (case-sensitive):

Se ha producido un error en este gadget.